Repelente

perdura perdura

Evita la absorción y penetración del agua en las superficies (muros absorbentes como barro, piedra, teja, ladrillo, cantera, etc) al mismo tiempo que permite la evaporación de la humedad. Previene la formación de hongos, salitre y manchas negras. Evita que las superficies se enlamen por exceso de humedad.

Recubrimientos